Las cartas postales siempre van a jugar un papel importante en las comunicaciones transaccionales con los clientes, a pesar del avance inexorable de las comunicaciones digitales. Incluso se están adaptando y evolucionando, utilizando nuevas técnicas digitales que mejoran la eficiencia y reducen los costes.