Hace tiempo ya que las empresas del sector asegurador se enfrentan a algunos retos comunes. De entre los principales, dos se refieren a la relación con sus clientes. Uno de ellos se centra en el diseño de productos y servicios personalizados a partir de un buen análisis de la base de datos de los clientes. Otro principal también tiene como meta la captación y fidelización del cliente, que obliga a las compañías a poner foco en el customer experience. Las comunicaciones digitales personalizadas son la llave para superar los retos descritos una vez iniciada la desescalada del confinamiento provocado por el coronavirus.