Nos encontramos ante una nueva etapa en constante movimiento, que gira en torno a las nuevas tecnologías e Internet, y está generando cambios profundos y transformaciones en una sociedad que se mueve en un mundo globalizado. Estos cambios suponen una verdadera revolución que nos toca vivir y para la que las empresas tienen que estar preparadas. Sin embargo, hoy por hoy hay muchas compañías que todavía no se han dado cuenta de lo que “tienen encima”.