Cualquiera que haya tenido que hacer una reclamación de siniestro a su seguro sabe que incluso cuando es una reclamación menor es un inconveniente. La llegada de la digitalización ha mejorado significativamente el proceso, desde la digitalización de las comunicaciones hasta la automatización de los procesos (la digitalización ha transformado la forma en que operan las aseguradoras y cómo se comunican). Hasta hace unos años, si una persona tenía que realizar una reclamación de siniestro por su seguro de coche o vivienda, tenía que concertar una cita con un centro de reparaciones, reorganizar su agenda y reunirse con el perito con su coche o en su casa.