Lejos de lo que todavía piensan algunas empresas, la tecnología blockchain tiene otros posibles usos que van más allá de las transacciones con bitcoin. Sin duda, ya se puede afirmar que esta tecnología es una de las claves de la Transformación Digital de las compañías, junto con otras como la Inteligencia Artificial o el Internet de las Cosas.