El turismo se recupera tras la pandemia tanto en número de viajeros como en peso económico dentro del PIB. Las empresas y profesionales del sector tienen en la tecnología un gran apoyo para la comercialización, gestión y el cumplimiento legal. Esto se traduce en una mejor experiencia de cliente y ofrece garantía a la hora de evitar sanciones y reclamaciones.