“Los datos son el petróleo del siglo XXI”. Esa fue una de las frases con las que Rosa María Lago, DPO de MAPFRE España, recordó la importancia de llevar a cabo la gestión de los consentimientos de los clientes de la forma correcta. Rosa María destacó en su ponencia, en el marco de una jornada del Grupo MailComms durante la pasada Semana del Seguro, dos puntos clave en la adaptación de las compañías al RGPD: cuidar a los clientes respetando su voluntad más allá del cumplimiento y disponer siempre de las evidencias de los procesos de cesión de datos.