En los procesos de transformación de digital de las relaciones con los clientes, la analítica de los datos y de las interacciones de los clientes es el punto de partida para la consecución de la mejor experiencia por parte del cliente en los procesos de comunicación omnicanal. Para optimizar el análisis, los datos deben ser de calidad, es decir, completos, enriquecidos con variables externas y fiables. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de las empresas no cuentan con datos de calidad, lo que está ocasionando no solo fuertes pérdidas económicas, sino también grandes deficiencias en la atención al cliente.